Independentistas y promoción del odio a España

Es lamentable lo que ocurre entre nacionalistas independentistas y los españoles, o lo que ocurre entre los españoles más conservadores y los catalanes y vascos. Los sectores más extremistas pretenden fomentar el odio hacia el prójimo de forma irracional. Hablamos de libertades, incluso algunos lo ponen como valor fundamental siendo, incluso, de los sectores más independentistas que se puedan conocer en España o Estado español, como querais denominarlo. Hablamos de libertades y luego no respetamos la libertad del que piensa diferente.

A pesar de que yo me considero del sector de los que se sienten orgullosos de haber nacido en España, aunque a veces me avergüence de ciertas cosas que ocurren en nuestro país, también soy crítico con el sector más conservador, el que defiende la unidad e indivisibilidad de la nación Española como una idea fundamental. Desde esos sectores tan conservadores también se lanzan comentarios que fomentan el odio.

Pero creo que todavía es más grave llenarse la boca de palabras como libertad y democracia y luego discriminar al español por sentirse español y por hablar la lengua española o castellano. Así ocurre con, por ejemplo, Lluís Feliu, miembro de la prestigiosa escuela de negocios IESE. Llamando al castellano peyorativamente como la “lengua de Franco” en un diario digital y en su propio blog, aunque en su blog sí que corrigió esto último gracias a Pepe Giménez Olavarriaga, autor del blog “nacionalismo al desnudo” que insistió en que Lluís incitaba al odio hacia el español con ese tipo de expresiones.

Son cosas como estas las que crean una situación de mayor crispación entre independentistas y no independentistas. Existen sectores radicales que pretenden exaltar a la gente para que el conflicto sea mayor, porque a ellos les interesa.

No entiendo por qué se llenan tanto la boca de libertades y democracia cuando son ellos los primeros en violar esos valores de libertad y democracia. A eso lo llamo yo hipocresía. En Cataluña la lengua española ha sido casi perseguida, está prohibido hablar en castellano en muchos colegios a excepción de la asignatura obligatoria de Lengua Española. Está también prohibido rotular los negocios únicamente en castellano, deben estar, al menos, en catalán, y si no están en catalán pueden caer multas de hasta 1 millón de euros. ¿Quién persigue a quién? ¿Los españoles a los catalanes o los catalanes a los españoles?

Y cada vez que se pide igualdad para los catalanoparlantes y para los castellanoparlantes los independentistas se sienten acosados y coaccionados por los españoles. ¿Acaso no hay españoles viviendo y trabajando en Cataluña? ¿Acaso alguien nacido en Cataluña no tiene derecho a elegir qué lengua quiere hablar, si el castellano o el catalán?

La Constitución Española establece la obligación de conocer la lengua española dentro del territorio español y el derecho a usarla, y se coarta ese derecho al poner semejantes trabas al aprendizaje y al uso del castellano. En el pasado, el franquismo persiguió y prohibió el hablar en lenguas distintas del castellano en público, pero el franquismo no era un régimen democrático, era dictatorial y las libertades eran escasas, ¿quieren emular a Franco? o ¿quieren romper con la Constitución? Estoy seguro que más de un independentista está deseando que la Constitución Española deje de vincularle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: