14 de febrero y tú soltero

Llegó el 14 de febrero y otra vez estás soltero. Día en que alguien se empeñó en que lo llamaran día de los enamorados. No sé muy bien por qué, no conozco la historia de este día, tan solo sé dos cosas. Que es un día en el que las parejitas hacen cosas de parejitas y un día en el que el caprichoso destino quiso yo viera la luz de este mundo por primera vez.

Quizás la persona que consiguió hacer de este día el día de los enamorados lo hizo por afán lucrativo, por recaudar dinero a costa de las parejas enamoradas y de aquellas parejas que surgen aunque sea para un solo día, todo por no estar solteros en una fechas tan señaladas.

Pero, ¿por qué la gente le da tanta importancia a eso que llamamos amor? Yo no soy tampoco el más apropiado para hablar sobre este tema ya que yo no he sido precisamente afortunado en el amor, dicen que es cosa de los acuario, no lo sé, pero mi fortuna en el amor no ha sido muy positiva. Sin embargo puedo hacerme una idea de por qué a sensu contrario.

Lógicamente los pros de tener pareja son los contras de ser soltero, y viceversa. Por lo que analizando los contras de la soltería quizás pueda hacerme una pequeña idea de lo que es amar a una persona que también te ama a tí.

Y es que no hay nada más bonito en el mundo que amar y ser amado, es algo que te llena de felicidad, que una persona te importe y que tú le importes a esa persona. Todo el cariño, todo el afecto que se puede compartir. Y ese apoyo moral que siempre debería suponer una persona que te ama. Todos necesitamos en algún momento de nuestra vida sentirnos amados, sentir un apoyo en una persona que nos demuestra su afecto, una persona en la que no temamos confiar, una persona a la que podamos contarle todas nuestras penas y nuestras alegrías.

Pero no todo es bonito en el amor, como he dicho, también tiene sus contras. Y no es necesario tampoco haber vivido una experiencia amorosa para conocer algunos de esos contras, al menos los más fundamentales. La vida con otra persona, en ocasiones supone tener que discutir con esa otra persona, te crea un vínculo que recorta tu libertad puesto que la pareja requiere de una atención especial, a veces crea inseguridad en aquellas personas que sufren de celos y, siempre, cuando una persona deja de querer a la otra, la que todavía sigue queriendo a la otra acaba destrozada emocionalmente. Aquí es donde encontramos esa ventaja de estar soltero de ser totalmente libre y no estar atado a una pareja, no discutir con la pareja, no sentir celos, etc.

Está claro que cada uno tendrá sus preferencias, pero la mayoría habrá momentos en que desearíamos estar en la condición opuesta a la que nos encontramos. Es un poco también envidia de lo que no se puede disfrutar, y otro poco de agobio por las situaciones que se viven estando en una condición o en la otra.

En definitiva, tenemos que aprender a ver lo bueno de la condición en que vivimos.

Y dejando para el final el tema del sexo, no hace falta tener pareja para disfrutar de este placer de la vida. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: