Mi partida a UK ¿Por qué?

¿Qué puede llevar a un recién licenciado en Derecho español a tomar la decisión de irse a Reino Unido? Pero si el Derecho inglés, Common Law, es muy distinto al Derecho español, Derecho continental.

Pues la razón de mi migración no se debe, principalmente a que quiera ejercer una profesión de jurista en la isla lluviosa.UK flag

Venir a Reino Unido no fue lo primero que pasó por mi cabeza. En un principio quería permanecer en España, pero encontrar trabajo de abogado con un expediente un tanto “sucio” como el mío y con un inglés demasiado básico es casi misión imposible. Sí, inglés ¿para qué necesita un abogado español hablar inglés? Pues seguramente porque los clientes de la compañías que buscan abogados son empresas internacionales o personas que vienen del extranjero, no lo sé con toda certeza.

Los pequeños despachos de abogados apenas necesitan contratar a más abogados, y los grandes despachos piden expedientes muy impecables a cambio de trabajar muchas horas por un sueldo insuficiente para la labor realizada y sin garantías de gran mejoría en el futuro.

Visto el panorama, empecé a meter la cabeza en la búsqueda de empleo no relacionada con el Derecho. España está fatal, el desempleo está en el 20%, 50% entre los jóvenes, y la mayoría de los contratos que se firman hoy en día en España son temporales, o con un salario muy bajo y trabajando muy duro. También podría haber elegido una oposición, pero ni es el mejor momento para opositar ni tenía yo muchas ganas de continuar estudiando indefenidamente.

 Casualmente, me estuve informando sobre gente que había dado el paso de emigrar a las islas británicas, además, una amiga mía está en Irlanda y ya me había comentado un poco sobre el tema.

Por lo que, viendo que las islas británicas tienen mejor tasa de empleo, unido a la posibilidad de mejorar rápidamente el inglés, estuvo un tiempo rondándome la idea en la cabeza, hasta que, finalmente, tomé la decisión.

Evidentemente, emigrar no sale gratis, a no ser que encuentres trabajo desde casa y te paguen todo desde un principio. No es mi caso. Desde un primer momento conté con el apoyo de mis padres que, afortunadamente, tienen unos ahorros de los que pueden tirar para ayudarme económicamente a iniciar esta nueva aventura.

Ahora bien ¿por qué UK y no Irlanda? ¿Qué tiene una isla que no tiene la otra?

Por experiencias que he conocido de otras personas, en Irlanda, encontrar trabajo no es mucho más fácil que en España, sí, hay más demanda de trabajadores que en España, pero no es una mina de empleos. Aunque hay sectores como los de telecomunicaciones e informático que sí tienen grandes demandas de trabajadores del sector porque allí se establecen muchas empresas de estos sectores que actúan en Europa, sin embargo, no es mi sector.

Irlanda es una isla bastante poco poblada, apenas 6 millones de personas (en la República de Irlanda), menos que la población de toda Cataluña. Por lo que sé, también es una isla donde las grandes ciudades escasean, salvando el caso de Dublín, ciudades como Cork, Galway o Limerick, apenas alcanzan 100.000 habitantes ninguna de ellas. En Irlanda el estilo de vida es más rural que urbano.

Reino Unido. Cierto es que usa otra moneda, la Libra Esterlina, diferente al Euro que sí que usa Irlanda. Y también es cierto que resulta caro convertir Euros en Libras, pero una vez ingresas la nómina, te olvidas de esos cambios. Reino Unido cuenta con una población de más de 60 millones de habitantes, más de 10 veces la población de Irlanda, esto genera que su economía sea mucho más dinámica, su tasa de empleo es incluso mejor, es más fácil encontrar y cambiar de empleo que en Irlanda. Y es mucho más cómodo desplazarse en una isla que tiene grandes necesidades de comunicación debido a tan alta población. Todo esto fue decisivo para tomar mi decisión.

Ahora bien ¿por qué Mánchester y no Londres, o Liverpool, o Leeds o Birmingham? Londres la descarté casi desde un primer momento, es una ciudad carísima. Cierto es que es la ciudad que más facilidades para encontrar empleo ofrece, pero quizás no compense esa facilidad para trabajar con el precio que cuesta vivir en ella. Londres es una ciudad enorme, seguramente esté entre las 5 más grandes de Europa. Desplazarse por Londres cuesta dinero pero, sobre todo, tiempo. Y aunque digas, me voy a vivir a “las afueras” (las auténticas afueras deben de quedar a unos 10 kilómetros del centro), la vivienda no es mucho más barata y el transporte casi no compensa el ahorro pero, sobre todo, el tiempo que te llevaria moverte al centro.

Una vez descartada Londres, Mánchester fue la ciudad que más me atraía, y he de reconocer que es por motivos futbolísticos. Pero no me paré en: “vale, aquí están el Manchester United y el Manchester City, vamos para allá”. Me informé sobre temas del coste de la vida, tasa de paro y demás, además he de decir que pregunté a unas amigas que ya habían vivido en Manchester por motivos de estudios y les gustó. También pensé en Leeds, Bristol y York, pero finalmente elegí Manchester, puede que no sea la mejor de estas ciudades, pero creo que no me voy a arrepentir, y para ello cruzo los dedos.

Y, bueno, ya estoy aquí en Manchester, pero creo que todavía me queda mucho que contaros, y que os contaré en próximas publicaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: