¿Por qué no a la “Custodia en Positivo”?

No es la primera vez que hablo sobre la custodia de los hijos, aunque en mi anterior post relacionado con el tema lo hice desde un punto de vista distinto.

Esta vez lo quiero hacer ver de por qué es más correcto conceder la custodia compartida frente a la custodia de la madre.

La asociación “custodia en positivo” es una asociación que defiende que no sea la custodia compartida el sistema de custodia sobre los hijos aplicado de forma habitual en un divorcio, sino que desean que un solo progenitor posea la custodia. Lo más fácil es pensar en que sea la madre. ¿Y por qué la madre? ¿Y si el hombre le dedica tanto tiempo como la madre al cuidado del niño? ¿Aplicamos en ese caso la custodia compartida? Sí hombre, entonces el hijo sufriría esos síntomas que aseguran en esta asociación que sufren los hijos como fracaso escolar, ira, ansiedad, depresión, colon irritable.

En serio ¿creen ustedes que la culpa es de la custodia compartida? Yo creo que no, yo creo que cuando sucede eso es porque los padres actúan como unos completos egoístas y utilizan al hijo como intermediario o medio para liberar su odio hacia el otro progenitor y de esa manera el hijo sufre este tipo de efectos. En estos casos son esos padres y madres los que no merecen cuidar a esos hijos.

¿Por qué creo yo que la custodia compartida debe ser la aplicada de forma principal? En primer lugar en interés del hijo. El hijo tiene derecho a disfrutar tanto de su padre como de su madre, también de sus abuelos por ambos progenitores. ¿Es justo privar a un niño de su padre o de su madre? ¿Les habría gustado a ustedes eso? En segundo lugar, tanto el padre como la madre son personas iguales y poseen los mismos derechos o ¿acaso la madre tiene más derechos por dar a luz? En ese caso debieran también tener más obligaciones.

Además, yo pienso que el derecho de uso de la vivienda común debe pasar al hijo, siendo los padres los que se turnen, creando una mayor estabilidad del hijo. ¿Por qué no se hace así? Porque, está claro, el interés del hijo es lo último, antes está el interés personal del padre o de la madre. El sentido común me lleva a pensar que un buen padre y una buena madre renunciarían a la vivienda si así el hijo sale beneficiado. Y lo ideal sería que fuesen los padres los que se mudan, así el niño no tiene que estar soportando las insufribles mudanzas ni tener que cambiar sus hábitos como el ir a un determinado colegio o tener unos determinados amigos. Los adultos son más resistentes psíquicamente que cualquier niño a esos cambios.

Por lo que para mí lo ideal sería que los padres se turnasen trimestral o semestralmente en la custodia haciendo las mudanzas ellos mismos y no el niño. Ojalá viviésemos en un mundo más honesto y esto se hiciese así, se vería como los niños no tienen por qué sufrir graves consecuencias psicológicas.

No hablemos de aquellos malos padres y madres que cuentan mentiras sobre el otro progenitor al hijo para generarle un odio hacia ese progenitor. Eso es completamente lamentable y repugnante.

Evidentemente no defiendo una custodia compartida impuesta en cualquier caso. Si se demuestra un desinterés absoluto por parte del otro progenitor, o una peligrosidad manifiesta de una alta probabilidad de que el niño o la niña sufra maltratos por uno de los progenitores, o salte a la vista que el progenitor puede ser una mala influencia (por ejemplo que sea drogadicto). En estos casos defendería una custodia en favor de un solo progenitor que sea considerado apto para el cuidado del hijo.

La custodia “en positivo” impuesta presume con total seguridad que el padre no es un buen padre y le obligaría a probar su aptitud para conseguir la custodia compartida. ¿Es eso justo? No, señores, va en contra del sentido común, la igualdad y otros varios derechos y principios generales del Derecho.

La custodia “en positivo” sería una especie de inquisición de las madres contra los padres, culpable salvo que desmuestres lo contrario. Mientras que las mujeres con no hacer nada tendrían la custodia casi asegurada, en cuanto moviesen pieza para conseguir la custodia, el hombre tendría que hacer esfuerzos 10 veces mayores para intentar conseguir los mismos derechos que la madre.

Tantos años luchando la mujer por una igualdad, para ahora convertirlo en feminazismo, es decir, una especie de venganza contra el hombre quedándose el hombre ahora en peor situación que la mujer.

En cualquier caso me gustaría conocer los motivos que llevarían a un defensor de la custodia en positivo a elegir al progenitor que se queda con los hijos, ¿cómo lo harían? ¿A pinto pinto? ¿Al que le caiga mejor? ¿Al hombre por ser hombre? ¿A la mujer por ser mujer? ¿O al que más tiempo le haya dedicado a su hijo? ¿Y si una madre le ha dedicado el 52% del tiempo y el otro 48% se lo ha dedicado al padre? ¿Es un mal padre el que le ha dedicado ese 48% del tiempo? ¿No merece la custodia ese hombre?

El único criterio que no violaría el principio de igualdad sería el último en relación con la aptitud como padre (es decir, que no vale tener el 90% del tiempo y ser un drogadicto o un maltratador). Sin embargo, cuando ambos progenitores han dedicado un tiempo más o menos parecido al hijo y parecen ambos lo suficientemente aptos, ¿cómo elegimos? Nos cargaremos injustamente a un progenitor a la fuerza, y si en estos casos queremos aplicar la custodia compartida entonces la asociación “custodia en positivo” cae en dos graves errores, por un lado el de considerar que es más que probable que los hijos sufran las consecuencias negativas (porque entonces no convendría la custodia compartida), y por otro el considerar que en la mayoría de los casos sería fácil elegir qué padre debería quedarse con el hijo por el nulo tiempo que le dedicase un progenitor o por ser nula su aptitud.

¿Puede un hombre soltero ser padre?

En esta época en la que está tan de moda el pedir la igualdad de derechos de la mujer, de hecho, Zapatero inventó el llamado “Ministerio de Igualdad”. ¿Alguien piensa en igualdad desde los dos lados del asunto? Porque es algo obvio, la igualdad es un concepto que requiere de comparación, para valorar si existe o no igualdad debemos realizar una comparación entre los derechos del hombre y los derechos de la mujer.

Sin embargo, cuando escuchamos “igualdad”, creo que la mayoría pensamos en la mujer con respecto al hombre. Rara vez escucho hablar sobre igualdad del hombre con respecto a la mujer.

Aprovechando también este día, 19 de marzo, día de San José, “padre” de Jesucristo, en el que se conmemora el día del padre voy a explicar mi punto de vista de una situación de desigualdad que se produce del hombre con respecto a la mujer.

Está claro que la mujer puede ser madre fácilmente y no precisa de tener pareja para tener descendencia, o incluso puede tener pareja también del sexo femenino y eso no es un inconveniente muy grande para ser madre. Me refiero a tener hijos biológicos, no adoptados. La mujer soltera, u homosexual, puede acudir a medios para quedarse embarazada tales como los “bancos de semen” o solicitar un favor a un conocido (este último suele ser más complicado a efectos legales). Incluso puede engañar a un hombre para que se convierta en padre de su hijo/a sin tan siquiera saberlo.
Un hombre no tiene esa posibilidad. Obviamente las razones biológicas no las voy a criticar, es algo natural y sería absurdo quejarse de eso. Pero ¿qué puede hacer un hombre soltero para ser padre biológico de un niño sin necesitar tener pareja? 
Lo primero que se me viene a la cabeza es utilizar un vientre de alquiler, es decir, pagar a una mujer para que preste su útero para engendrar al bebé. Sí, técnicamente es posible hacer eso en la clandestinidad sin que sea delito, ya que siempre que sea considerada como la madre biológica no existiría delito. Pero, ¿y si el padre no quiere que la madre le reclame el hijo en un futuro? Es imposible, esa famosa cláusula que se firma en los “bancos de semen” no sería válida si se pretende hacer precisamente esto. Desconozco si existe la donación de óvulos para las parejas en las que la mujer tiene unos óvulos de mala calidad, pero eso no sería delito.
¿Por qué? Porque el Código Penal español establece como delito el uso de un “útero de alquiler”, pero no el implantar un cigoto de óvulo en el útero de forma “gratuita”. Como es lógico, una madre de alquiler no es gratuita, y una madre que necesita de un óvulo de otra mujer para tener un hijo tampoco está recibiendo dinero por engendrar al bebé. Pero, aunque el hombre encontrase a una mujer que quisiera prestarle su útero de forma gratuita, se encontraría con un problema legal. Esa mujer sería la madre del bebé y, por lo tanto, tendría el derecho a reclamar sus derechos como madre, aunque también es cierto que debería cumplir con sus obligaciones como tal. 
Así que el hombre no tiene derecho a ser padre en solitario, sin embargo, la mujer sí. Porque aunque tenga un hijo sin la protección legal de la renuncia del padre a todos sus derechos como padre si se utiliza el método del “banco de semen”. Como dicen, la madre siempre se sabe quien es, pero el padre… puede ser cualquiera.
¿Ha salido alguien a la defensa de este derecho en pro de una igualdad entre el hombre y la mujer? Está claro que la culpa está en una ley que está pensada para prohibir las famosas madres de alquiler. Una ley que podría ser muy discutible debido a que la mujer mayor de edad es libre para decidir si se queda embarazada o no, muchas veces ni lo elige. Un embarazo en un útero alquilado no produce daño a nadie. Quiero pensar que el legislador pretendió evitar esas ocasiones en las que las madres de alquiler no quieren deshacerse del bebé una vez lo han parido. Mucho más discutible sería que quisiera hacer eso cuando ni siquiera el óvulo era suyo. 
¿Está justificada la existencia de semejante delito? En mi opinión no. Se supone que estas decisiones se toman por personas con capacidad plena de obrar, lo que le da validez a los consentimientos. No creo que el Estado deba inmiscuirse en asuntos tan personales con ese tipo de sanciones. Es un ataque a la libertad exagerado. 
¿No creen que el hombre debería tener ese mismo derecho que tiene la mujer a ser padre soltero sin riesgo de que el otro progenitor le moleste? Yo opino que o todos moros, o todos cristianos, ya que esa es la esencia que se está buscando en la igualdad hombre-mujer. Considero discriminatorio que la mujer pueda ser madre soltera sin preocupaciones y que el hombre no pueda estar en la misma situación. Y no me vengan con el lema “nosotras parimos, nosotras decidimos”, porque eso es igual de justo que decir: “en esta casa solo traigo dinero yo, por lo tanto, tú eres mi esclav@”.