R10 se muestra incoherente para hacer justicia

Rosa Díez se ha contradicho a sí misma al criticar en 2008 las coaliciones nacionalistas para formar grupo parlamentario y decir tras el 20N que no iba a hacer trampas para conseguir el grupo parlamentario.
Para mí es un signo aislado de incoherencia que ha tenido que realizar para combatir la injusta ley electoral que le ha robado, al menos, 11 diputados que les habrían sido útiles para superar el segundo filtro del reglamento del Congreso para formar Grupo Parlamentario, el de necesitar 15 diputados o 5 diputados y un 5% de los votos a nivel nacional. Consiguió los 5 diputados pero se quedó a 3 décimas del 5%. Y ante la negativa del PP a interpretar el reglamento del Congreso en favor de UPyD para formar grupo parlamentario UPyD ha tenido que contradecirse y pactar con FAC (el partido de Álvarez-Cascos) para que les preste un diputado para formar el grupo parlamentario y que posteriormente éste vuelva al grupo mixto. Algo que no sería la primera vez que ocurre en los más de 30 años de democracia.
Cierto es que se equivocó, cuanto menos, en avanzar que no usaría estas artimañas y acabar utilizándolas. Pero en mi opinión no debió decir eso. UPyD pretende mantenerse íntegro como partido y por ello no ha querido pactar con C’s en su momento ni ha querido aceptar préstamos condicionales. Pero yo desde un primer momento me negaba a aceptar préstamos como favor con una contraprestación, y no es este el caso, por lo que a mí lo único que me parece mal es que diga X y luego haga Y, pero no me parece mal Y, ya que Y es aceptar un regalo de un tercer partido que se ve beneficiado por estar en el grupo mixto, y se beneficia de la ausencia de UPyD en dicho grupo para así poder tener mayor representación dentro del grupo mixto.
No quiero decir con esto que esté seguro de que UPyD no haya pactado en secreto nada con FAC. Pero dificilmente saldrá a la luz con pruebas concluyentes, por lo que me amparo en el principio de presunción de inocencia al que algunos tanto se aferran.
Para mí va a ser mucho más importante lo que haga UPyD durante estos 4 años en el Congreso que esta artimaña para esquivar al PP que quería negar a UPyD y Amaiur el grupo parlamentario y solo lo ha conseguido con Amaiur, y a todas esas injusticias que UPyD se ha encontrado por el camino, como los 11 diputados perdidos en las circunscripciones provinciales. 
Y con respecto a Amaiur, cierto es que no está permitido que los diputados que se presentan por un mismo partido formen parte de más de un grupo parlamentario, por lo que la trampa de renegar del diputado por Navarra para después incorporarlo no la considero ajustada a la normativa. Una normativa que debe ser cambiada para que exista mayor justicia y que no vuelva a suceder que un partido con 330.000 votantes se quede al límite de conseguir el Grupo Parlamentario propio y que un partido con 1.140.000 votantes tenga que recurrir a tal artimaña legal para poder conseguir el grupo. Por no hablar de los 11 diputados perdidos en las circunscripciones provinciales otra vez.

¿Es UPyD populista?

En mi opinión, es posible que UPyD sea populista, pero también es posible que no lo sea. De momento es un partido que me ha convencido porque es el más coherente de los que conozco, además, sus medidas me parecen muy correctas, quizá por eso de que parecen populistas.

Aún así no considero del todo correcto llamar a UPyD partido populista, salvo que se haga con malicia, con intención de hacer daño. ¿Por qué? os preguntareis. Pues por una sencilla razón, UPyD, hasta ahora, no tiene el suficiente poder para cumplir todo lo que promete, pero eso sí, en aquellos lugares donde sí que tiene algo de poder, sí que ha cumplido con lo prometido.

Prometió que en las autonómicas y locales de 2011 no pactaría con los posibles alcaldes a cambio de una concejalía o de varias, según. Sino que dijo que pactaría con aquél partido que se comprometiese a nivel nacional a reformar la ley electoral y a devolver las competencias en educación al gobierno central, obviamente solo podía pactarse con PP o PSOE y ninguno quiso pactar, asi que UPyD se abstuvo en todos aquellos lugares donde podía tener la llave de la alcaldía dejando que ganase el más votado, salvo en aquellos ayuntamientos donde alguno de los candidatos estuviese imputado, donde votaría a su opositor, y así fue.

También prometió reducir el número de coches oficiales, y lo cumplió, en Madrid es el ejemplo más llamativo.

UPyD no quiere a imputados por delitos contra la administración pública en sus listas, y ha expulsado del partido a quién lo estaba.

UPyD no ha adoptado su actual programa copiándose las ideas del famoso 15M, muchas de esas ideas ya las tenía UPyD en su programa desde 2008, si no todas las que coinciden, casi todas.

Y son aquellos que llevan casi 30 años en el poder los que acusan a UPyD de populista, un partido con solo 4 años de antigüedad, cierto es que su líder era militante del PSOE hasta 2007, año en el que se hartó de que el PSOE fuese tan distinto del teórico “socialismo” que defiende y se marchó, hablo obviamente de Rosa Díez, y creo que nadie estará en contra de lo que he dicho sobre el PSOE y su cambio de tendencia política. Cuando son aquellos partidos los que están copiando descaradamente algunas de las cosas que Rosa Díez promovió en el Congreso de los Diputados y ellos mismos votaron en contra, para ahora incorporar en su programa. ¡¡ESO SÍ QUE ES POPULISTA!! Estar 7 años en el gobierno y tras decir que no a una idea política en el parlamento, adoptarla en el propio programa. Eso sí que es dar muestra de desprecio a los españoles y a sus propios votantes, todos sabemos que si no lo hicieron en su día tampoco lo harán en el futuro, ellos podían pero no quisieron, ¿ahora sí que quieren? No nos tomen por estúpidos.

PP y PSOE han estado pactando con PNV y CiU para conseguir el poder, a cambio de todo tipo de concesiones nacionalistas, dando muchas cosas de lo que pedían para País Vasco y para Cataluña e ignorando al resto de comunidades autonómicas porque no tienen partidos nacionalistas lo suficientemente potentes como para negociar con ellos.

UPyD puede ser la alternativa también a eso, UPyD es un partido nacional con un programa progresista, y no pretende crear desigualdad como están consiguiendo PNV y CiU pactando con PP y PSOE. Si UPyD fuese la tercera fuerza política de España se acabarían las concesiones a los nacionalistas solo porque Rajoy o Rubalcaba quieren ser presidente del Gobierno, porque está claro, de no necesitar el apoyo de esos partidos, jamás les habrían concedido ni la mitad de lo que pidieron.

Puede que UPyD sea populista, yo confío en que no, pero creo que en este caso el refrán “más vale malo conocido que bueno por conocer” no nos sirve. Ese refrán sería el que nos ha traído hasta esta crisis, casi 5 millones de parados, ¿de verdad quieren eso? Pues sigan votando al bipartidismo, yo no pido el voto directamente a UPyD, pido el voto en contra del bipartidismo y del control de los medios para que votemos a PP o a PSOE, como ellos dicen “solo hay 2 candidatos a la presidencia” cuando en realidad todos los partidos que se presentan son candidatos, solo en manos del pueblo está el decidir si podemos cambiar la situación o no. Vota a PP o vota a PSOE, luego di que todos los políticos son iguales y que España es una mierda, pero la culpa jamás será de sus votantes, es decir, la culpa nunca la tendrá uno mismo, siempre será de terceras personas.

UPyD, por qué lo defiendo y por qué lo atacan

Bueno, esta entrada es claramente partidista. Lo que seguramente pueda resultar polémica como todo lo relacionado con la política. Pero yo tengo mis ideas y tengo derecho a expresarlas, así como cualquier otra persona.
Vienes 10 de junio de 2011. Falta un solo día para que se reunan los futuros componentes de las asambleas autonómicas en las que se votó el día 22 de mayo así como los concejales electos de los ayuntamientos y todos ellos formen los gobiernos de sus respectivos lugares.
PSOE ha sido el partido más perjudicado claramente por un voto al que claramente podemos considerar como castigo al gobierno central, algo un tanto incoherente al no tratarse de elecciones generales, pero bueno, así es España junta las churras con las merinas y todos tan felices, en demostración de la poca idea política que hay en el país. Obviamente yo no soy un experto en el tema, ni mucho menos. Pero al menos intento conocer el mundo de la política y razonar sobre lo que ocurre.
Tras muchos de bipartidismos PPSOE en 2008 surgió un partido llamado UPyD que se presentó por primera vez a unas elecciones en las generales de 2009 consiguiendo un único escaño, Rosa Díez, con una cantidad de votos ligeramente superior a PNV, unos 300 votos por encima, y curiosamente PNV obtuvo 6 escaños y no 1 como UPyD. ¿Cómo es posible? Por la circunscrión provincial y la concentración del voto nacionalista en las 3 provincias vascas.
UPyD más allá de llevar ya mucho tiempo reivindicando cambios políticos en muchos aspectos: cambio de régimen electoral, pasar las pensiones de los políticos a la misma seguridad social que los ciudadanos, eliminar administraciones que suponen una duplicidad de competencias y gastos y unificar aquellos ayuntamientos de pueblos pequeños para aumentar su eficiencia, etc. 
Además defienden unos valores, unos valores que no se quedan en meras palabras o promesas electorales como hacen algunos, vease PP-PSOE por no mencionar más, sino que son palabras que vienen siendo dichas desde mucho antes de las campañas electorales y todavía después. Y no son solo palabras, también son hechos ya, y estoy convencido de que seguirán siendo más hechos conforme vaya pasando el tiempo y adquieran mayores competencias.
Esos valores son, entre otros: la no presencia de imputados por delitos contra la administración (ya se ha expulsado a algún candidato de las listas de UPyD por este motivo), transparencia de acción (UPyD cuelga en internet sus balances financieros y pretende lograrlo en las administraciones que pueda hacerlo), reducción de los gastos inútiles o de escasa necesidad de la administración (algunos candidatos ya elegidos han renunciado ya a sus sueldos o han solicitado una rebaja general, o han renunciado a sus coches oficiales), etc.
Esto son palabras que ya han empezado a ser hechos, todavía está muy verde la fruta para obtener una valoración positiva más acorde a la realidad, pero todavía mas para hacer lo contrario, valoraciones positivas. Pero PP, PSOE e IU ya lo están haciendo. Están atacando a un partido que está ganando adeptos a un ritmo inimaginable para ser un partido que hasta hace apenas 20 días solo tenía 3 personas en las administraciones 1 en el Congreso, 1 en el parlamento vasco y 1 en el parlamento europeo. Es el miedo ante esa velocidad alarmante a la que avanza UPyD, un partido que hace 4 años no tenía nada en ninguna administración. Tienen miedo de que ese partido, que no solo promete sino que también cumple, adquiera el poder suficiente como para poder condicionar muchos pactos y también acabar con este mundo de demagogia pura en el que viviamos donde los políticos se dedicaban a luchar por su propio interés y no por el de los ciudadanos.
PP, PSOE e IU quieren evitar a toda costa que UPyD entre en el poder y cumpla sus promesas, tienen miedo a esas promesas que tienen toda la intención de cumplir, promesas que no les interesan, como eliminar la circunscripción provincial que tanto favorece a PP, PSOE y nacionalistas, reducir los sueldos de los políticos (pobrecitos, si no tienen para pagar la hipoteca a 50 años de sus pisos de 50m2), cambiar sus sistemas de pensiones que son, además de elevadas, compatibles con el ejercicio de un empleo o profesión retribuida (que me diga a mí cualquier trabajador si tiene derecho a cobrar pensión del Estado mientras tiene un trabajo retribuido), quieren hacer público todo lo que hace la administración (no por destapar corrupciones de los demás como sí va a hacer PP en estas fechas, sino de forma permanente, transparencia ya comentada), y varias cosas más que no interesan en absoluto a los grupos políticos ya asentados.
Por lo que PP, PSOE e IU se han dedicado a descalificar a UPyD fuera como fuese, llamándolos demagogos por negarse a los coches oficiales, llamándolos fachas, llamándolos izquierdistas, ya no saben ni qué inventarse para descalificar a UPyD, sobre todo cuando entre ellos se contradicen al decir uno que son de izquierdas y otros que son de derechas o al llamarlos demagogos cuando los líderes en demagogia son ellos mismos, por no hablar de la corrupción.
UPyD se presenta más como partido de centro que quiere cumplir sus promesas y mejorar el sistema político que otra cosa. En su programa podemos ver tanto ideas de derechas como de izquierdas, pero combinadas de tal manera que se pretende crear un sistema político transparente, libre de corrupción y justo para los votantes.
Yo no soy de voto fijo, defiendo con mucha fuerza a UPyD, sobre todo tras conocer esas acusaciones de los 3 partidos ya mencionados que unicamente tienen maldad y no constructividad, no pretenden ser fieles a la realidad y a lo que conviene al ciudadano, únicamente se miran el ombligo intentando evitar que un posible monstruo para ellos aterrice en su territorio y les cambie su sistema tan bueno para ellos y tan malo para el pueblo. Pero mi voto irá a UPyD mientras sigan con su política que se adecúa en gran medida a mi ideología. Es el que más seguridad y confianza me transmite ahora mismo. Si algún día traicionan los que son sus propios principios, entre los que debería añadir la lucha por el bien común de la ciudadanía, tendré que revisar mi voto y buscar un partido que me guste más. Pero dudo que otros partidos sigan una política tan radical y comprometida, sobre todo comprometida, como UPyD por lo que de momento mi voto iría o para UPyD o, si me fallasen, a nadie en concreto.
Seguid siendo compremetidos a vuestras promesas y os seguiré votando, porque sé que si todo va como debe ir, conseguireis mejorar la política y la sociedad española. No quiero dejar de votar a UPyD porque eso significaría que algo ha fallado o fracasado, no quiero eso. VIVA UPYD.