Nos roban la libertad de internet

Ley SOPA, PIPA, ACTA, Sinde-Wert. Señores, nos quieren robar la libertad de expresión, nuestra intimidad en nuestras comunicaciones, y varios derechos fundamentales más todo por unas grandísimas compañías llenas de dinero que presionan a los Gobiernos para proteger sus negocios. Y quieren proteger sus negocios bajo la excusa más que dudosa de que “se están violando sus derechos de autor”. Y digo más que dudosa porque cierto es que los autores se ven violados por culpa de la piratería, pero no directamente. No.
Los sectores del cine, la música y creadores de software son los que más duramente atacan estas “violaciones” precisamente los sectores que más dinero crean, y que en muchas ocasiones, por no decir casi siempre, el perjudicado no es directamente el autor, sino, una gran empresa o un gran productor que tiene cientos de millones de dólares y que en realidad no crea nada, simplemente paga a unos artistas para que trabajen para él por un sueldo y para que luego renuncien a sus derechos de autor, son lo que en la Edad Media se llamaban “mecenas”. Es decir, el artista crea por un sueldo fijo y el productor es el que se expone a que si la obra no es rentable pierde mucho dinero, pero si la obra es rentable, se forra sin dar apenas dinero a sus artistas, aunque eso sí, los artistas no se ven absolutamente privados de “recompensa”. No se llevarán dinero directamente de su mayor o menor éxito, pero sí que reciben dinero gracias a la prensa, a los premios como los óscars, etc. Es decir, los artistas de Hollywood y las grandes “estrellas” (por llamarlas de alguna manera) de la canción no se ven directamente perjudicados por la piratería ya que ellos no cobran más porque tú vayas al hipermercado a comprar un disco suyo, o una película suya en DVD o blu-ray, o porque vayas al cine a ver una película suya, aunque sí podrán ganar más en las actuaciones en directo. 
Pero el caso es que son las grandes discográficas, las grandes empresas del cine y demás las que más perjudicadas se ven, si es que se le puede llamar perjuicio ganar miles de millones por las ventas legales que existen a pesar de existir la piratería. Son Universal, Fox, EMI, Sony Entertainment, Warner Bros y algunas otras las principales perjudicadas, no los artistas. Se escudan en el “derecho de autor” personas que no son artistas, son empresarios, y lo único que hacen es poner X millones para producir una película o un álbum musical y luego enriquecerse exclusivamente ellos a través de las ventas legales.
Y eso no justifica para nada que nos violen nuestros derechos fundamentales, estas grandes empresas, que no artistas, pretenden coartar nuestros derechos más importantes para proteger unas pequeñas pérdidas que no les convierten en pobres. ¡Oye! que parece que por culpa de la gente que se descarga material ilegal Rupert Murdoch o los magnates de Universal Studios, Sony Entertainment y demás vayan a vivir en la miseria. Nada más lejos de la realidad, ¿saben cómo viven esas personas? Poseen grandes mansiones, trajes de miles de euros, varios coches de lujo, comen exquisiteces y tienen servicio privado en sus hogares (mayordomos, gente limpiando, jardineros, etc.) Vamos, que no se quejan porque corran riesgo de morir de  hambre o de ser embargados por el banco, sino porque no pueden comprarse varios rascadores de trasero de marfil (como el señor Burns de los Simpsons). Cierto es que esto no justifica para nada la piratería, pero tampoco la piratería justifica que estas grandes empresas presionen a los gobiernos para que censuren internet y perviertan nuestros derechos más fundamentales.
Y así es, ¿creen ustedes que un pequeño empresario, o un simple grupo de música, incluso, una asociación de representantes directos de los autores (directos, es decir, no gente que se hace llamar la representante de los autores como en la SGAE cuando en realidad solo son la representante de unos pocos, principalmente de ellos mismos), tendría poder suficiente como para hacer que los políticos piensen en protegerlos? JA, JA. Ni de flay (como digo yo). Cuando los políticos se preocupan por eso es debido a unos intereses ECONÓMICOS PROPIOS de los políticos que existen por las relaciones que tienen con esos grandes empresarios. Esa es la razón por la cual los políticos escuchan a estos “autores”.
En serio, si alguien creía que de verdad les preocupan tanto los derechos de autor a los políticos y los pobres autores (alias, grandes empresarios) es que ignora la realidad. ¿Desde cuando los políticos se preocupan sinceramente por sus ciudadanos? ¿Desde cuando? ¿Es que, acaso, se ponen en el lugar de los ciudadanos de a pie cuando estos les piden ayuda? No hagan que me ría. Los políticos protegen a los “autores” (alias, grandes empresarios), porque estos “autores” tienen mucho dinero y les conviene que no se cabreen, porque si se cabrean van a perder mucho dinero esos políticos y sus partidos políticos. 
Un ejemplo, varias productoras de Hollywood amenazaron a Barack Obama (presidente de los Estados Unidos) con retirar la financiación de su campaña electoral ya que, en breve, hay elecciones en USA. Y le amenazaron con ello por haber dicho que estaba en contra de aprobar leyes como la ley SOPA.
Eso es lo que está ocurriendo, si nos censuran internet, nos están tapando la boca. Si nos censuran internet están vigilando lo que hacemos, qué le decimos a nuestros amigos, nuestra familia… Y todo porque unos grandes empresarios no soportan perder unos pocos millones, y digo pocos porque para ellos son pocos, pero su avaricia, egoísmo y ansias de tener más y más y más son infinitas. No justifico que se violen los derechos de los artistas, pero, en mi opinión, no merece la misma protección el que si un mes no recibe ingresos por su creación artística va a pasar hambre que el que pierde ingresos debido a copias ilegales simplemente va a perder una pequeña parte de su gran fortuna que es suficiente para vivir cómodamente durante varias vidas. Vamos, que no me parece razonable que se violen derechos de los ciudadanos para proteger a unos magnates ricachones que tienen dinero suficiente como para dar de comer, vestir y un lugar  digno donde vivir a más de 1000 personas y que lo único que desean es tener un cero más en la cuenta de su banco, un cero más que puede ser quizás el alcanzar mil millones de dólares o diez mil millones de dólares, cómo si por ello fuesen a morirse. 
En fin. Si de verdad vale más que un ricachon pueda comprarse varios rascadores de trasero de marfil que la libertad de millones y millones de ciudadanos, que así sea. Pero como las cosas sigan por estos linderos, me da a mí que va a haber otra revolución social, quizá sea eso lo que los mayas predijeron.
Anuncios