Messi sin rumbo en el 1-2 contra el Madrid

El Barça no estuvo a la altura en el clásico liguero del sábado 21 de abril de 2012 pese a haber tenido mucho más el balón. Es difícil decir si fue mérito del Real Madrid que estuvo casi perfecto en su planteamiento del partido o demérito del Barça que tuvo grandísimos problemas para superar la maraña defensiva del Real Madrid.

He de reconocer que no me esperaba semejante alineación por parte de Guardiola, acostumbrado a que exista un tridente y se incorpore Alves para causar estragos desde la banda derecha vi desde un inicio a Tello como extremo izquierdo a Messi como delantero centro y a Alves como extremo derecho más que como lateral derecho, posición que pertenecía más bien a Puyol durante ese partido. Guardiola apostó por más posesión en el centro del campo añadiendo un centrocampista más, Thiago. No sirvió de nada.

Como ya he dicho, Messi estuvo como delantero centro, no como falso, sino de delantero centro y demostró no valer para nada en esa posición, al menos contra el Madrid, no recibía apenas balones y los que recibía los tenía que pasar inmediatamente a algún compañero, no brilló en absoluto. Pero eso fue hasta la entrada de Alexis que reestructuró el ataque cambiando a Messi como falso delantero y a Alexis como delantero centro. En cuanto vi a Alexis ya pensé “oh, mierda, se mueve demasiado, no me gusta” y en apenas un minuto mis temores se confirmaron, Messi por fin recibía el balón y tenía espacio para hacer sus regates y bordó su jugada del partido, lo único que le salió a derechas a Messi, se fue de 3 o 4 jugadores blancos, puso el balón que acabó en Tello para hacer el primer remate que paró Casillas, el rechace cayó a pies de Adriano que volvió a lanzar deteniendo de nuevo el guardameta merengue que no tuvo más opciones que dejarla a los pies de Alexis que remató casi con más suerte que habilidad y metió gol.

A partir del gol del Barça, Messi no estuvo tan mal como en la primera parte, pero tampoco  se pudo hablar del Messi que  nos tiene acostumbrados a ver.

Está visto que “la pulga” no encaja con la posición de delantero centro. Messi necesita más metros para arrancar, además de más espacio a su alrededor, su posición ideal es o en un extremo o de enganche; Messi no funciona junto a los centrales porque esa posición está pensada para jugadores que sepan aguantar el balón de espaldas a portería y ese no es, para nada, el punto fuerte de Messi. Messi es de recibir e inmediatamente mirar en dirección a portería, por eso se pierde si está junto a los centrales, en esa posición se tiene que dar demasiado la espalda a la portería.

Además, tenemos que resaltar un dato que quizá haya sido importante. Messi ha jugado casi todos los partidos de Liga esta temporada, creo que solo ha faltado a uno. Pero no solo eso, en las otras competiciones también ha jugado prácticamente todos. Otro dato importante es que ya van 4 semanas seguidas jugando a razón de 2 partidos por semana. Sin embargo no creo que eso pesase tanto como el hecho de que Messi no está hecho para jugar como delantero centro, sí como falso delantero.

El hecho de que Messi haya jugado todos estos partidos que además lleve unos 70 goles él solo en esta temporada y el que en la mayoría de los partidos en los que Messi no brilló, el Barça sufrió para ganar o simplemente no ganó, lleva a pensar que quizá el Barça tenga una Messidependencia excesiva. El resto del equipo lo considero capaz de ganar una Liga, aunque quizá ante este Madrid sea muy complicado, pero frente al resto de equipos seguramente podría quedar delante de ellos un Barça sin Messi. Pero está claro que Messi es una pieza totalmente imprescindible en la alineación del Barça y si esa pieza no está al 100% el Barça se convierte en un equipo mucho menos peligroso, esas largas posesiones parecen una forma de defender, de perder el tiempo si Messi no culmina la jugada.

Claro, ahora pensaréis. Ronaldo también ha jugado un gran número de partidos con el Madrid y también es su máximo goleador. Es cierto, sin embargo creo que el Madrid no depende de Ronaldo en el mismo grado que parece depender el Barça de Messi. El Real Madrid sin Ronaldo seguramente no podría ganar al Barça  con Messi, ni una Liga ni tan siquiera un partido. Pero me parece que si quitamos a ambas estrellas de esos 2 equipos, el Madrid sería superior al FC Barcelona y no echaría en falta a Ronaldo tanto como el Barça a Messi.

Saludos.

El Barça y los árbitros

En Barcelona no se habla de árbitros hasta que se habla. Es decir, hasta que las rachas de victorias ya no satisfacen a entrenador y jugadores. En las tres últimas temporadas el Barça jugaba tan bien y tan desahogado que no necesitaba quejarse de los árbitros ya que rara vez no ganaban. Todavía siguen jugando bastante bien, pero los resultados de estas últimas fechas no acompañan y la naturaleza humana, ¡SÍ, SON HUMANOS!, sale a la superficie y cometen las mismas imprudencias que cualquier otra persona en una situación que emocionalmente le supera como es la de sentirse impotente, atracado por los árbitros y ver cómo se le concede al máximo rival la posibilidad de colocarse 10 puntos por delante en liga.

Y quiero criticar no el que expresen sus sentimientos, ya que así demuestran que son como todos, porque yo también actuo de forma parecida en situaciones parecidas. Sino que, quiero criticar aquella falsa imagen que se daba del Barça como un equipo ejemplar, un modelo a seguir, cuando en realidad son igual de buenas personas que los demás. Es muy fácil no quejarse de algunas pequeñas injusticias que uno sufre cuando los buenos resultados compensan por completo esas injusticias. Pero cuando la situación empeora es mucho más difícil controlar nuestro propios actos y hacemos lo que tanto Xavi como Pep hicieron en el Reyno de Navarra, sacar nuestro lado de enfado, de cabreo y de pedir lo que, a nuestro juicio, es justo, que tampoco quiere decir que se tenga razón.

Ilustro con este video que espero que no retiren de Youtube, al menos en mucho tiempo, ya que pueden pedir, quizás, derechos de autor desde las empresas que poseen el derecho a explotar esas imágenes. En este video tan solo aparece la acción de Guardiola, no se ve cómo Xavi recorre toda la banda hasta el árbitro que señaló el fuera de juego, llevando el chaquetón ya que hacía frío y estaba en el banquillo, lugar del que no tiene que salir salvo que sea para calentar o irse al vestuario. Además, también hizo el gesto de llevarse la mano a la cara, una vez sentado ya en el banquillo y con los árbitros de espaldas, en signo de decir “¡menuda cara que tienen!”.

Por si dejase de verse el video, lo describo, Guardiola se acerca a una zona de los banquillos donde hay varios periodistas con un monitor de video para ver la repetición de la jugada de gol anulado a Alexis por fuera de juego. Él considera que no existe fuera de juego y rápida y agitadamente se aproxima al linier que lo señaló el fuera de juego y al árbitro asistente para protestar sobre la jugada. Rodeando con su brazo a ambos árbitros, mostrando signos claros de nerviosismo, insistiendo en protestar (no es que se acerque, le reproche y se aleje) durante un tiempo excesivo para una queja común y con unas formas poco amables o educadas. El video estaba incompleto y no aparece la parte en que se acerca al árbitro asistente y acerca mucho su cabeza al oído donde lleva el micrófono-auricular que lleva el árbitro como con intención de que le oiga el árbitro a través de él.

No reprocho que actuen así aunque sí me parece algo excesivo. Pero resulta muy significativo que hagan esto los que “nunca hablan de los árbitros”, los que son un modelo a seguir. Y se ve que lo de protestar es lo normal, y que lo hacen hasta en el mejor equipo del mundo, aunque claro, no tanto cuando ganaban casi siempre como cuando dejan de ganar.

Aun así, hace ya un par de semanas ya se habló sobre los árbitros desde el FC Barcelona en las entrevistas que les hicieron, respondiendo un par de jugadores del Real Madrid en tono irónico diciendo “creía que en Barcelona no se hablaba de los árbitros”. Además, hay algo que sí que llevan haciendo durante los tres últimos años, y es que los jugadores que están en el campo rodeen al árbitro en grupo cada vez que quieren condicionar la decisión del árbitro, cualquiera que se repase unos cuantos partidos de la época dorada de Guardiola puede fijarse en ese detalle, acuden en grupo para condicionar al árbitro. Como muchos equipos, oiga, pero quizás con mayor frecuencia que muchos otros.

Los clásicos ya son todo un circo

Los partidos entre Real Madrid y FC Barcelona se están convirtiendo en un escenario de circo o de espectáculos. Unos juegan muy duro y otros se dedican a la interpretación para engañar a los señores encargados de procurar que los partidos de futbol sean lo más limpios posible.

Real Madrid reacciona ante la velocidad del Barça con juego duro, a veces ese juego duro es limpio (sí, existe eso) y otras veces es innecesario o se convierte en una entrada muy agresiva porque el jugador del Barça llega a desviar el balón antes de que llegue el jugador del Madrid y, por lo tanto, el golpe, en vez de llevarselo el balón, se lo lleva el jugador, algo que no exime para nada al jugador de la responsabilidad por la entrada realizada.

Otras veces no hace falta que exista ningún tipo de juego duro, son los propios jugadores los que simulan haber recibido un golpe en la cara o en la espinilla llevándose las manos a la supuesta zona dolida y pudiendo comprobar en las repeticiones de la televisión que no existe contacto.

Para mí la mejor actuación de la historia es la de la ida de la semifinal de la Champions entre Madrid y Barça en la que Pepe fue expulsado por una entrada que engañó hasta a muchos de los aficionados merengues, yo mismo creí por un momento que existió contacto, pero lo más fuerte que recibió Dani Alves fue un golpe contra el balón que bloqueó Pepe y luego un leve roce en la espinilla que no tuvo más que exagerar Alves para salir en camilla y volver al campo con una sonrisa en apenas 1 minuto. Algunos creerán que Alves salió volando porque Pepe le golpeó cuando en realidad salió volando por el toque con el balón y sus pocas intenciones de aguantar el tipo, sino más bien de exagerar la entrada.

Aunque también sucede a la inversa tanto en cuanto a la dureza de las entradas como de fingir entradas inexistentes, la tónica más común ha sido la de que el Madrid juega duro y el Barça hace teatro.

Sin embargo los aficionados culés quieren presumir de equipo que “juega limpio” y que es “víctima” de la agresividad del Madrid cuando esos jugadores también juegan sucio, aunque no sea de la misma manera.

En fin, no sé cómo acabará esto, pero parece que a partir de ahora el contacto en el fútbol deba ser erradicado y lo que vaya a triunfar sea el teatro. Quien sabe jugar a fútbol en posiciones defensivas sabe que si no lleva decisión en sus luchas por el balón y si no es capaz de ser duro en determinadas ocasiones jamás será un gran defensor ya que jamás conseguirá cortar muchas jugadas de ataque del rival. Pero si ahora se pretende erradicar el contacto y, además, el arbitro no sabe diferenciar el teatro de un jugador del daño real los jugadores tendrán miedo a tocar al rival no vaya a ser que sean expulsados.

En fin, que los aficionados y los medios son muy parciales, todos, y saben apreciar el espíritu del fútbol, al menos un gran número de ellos.